…Mi historia de “Jane Eyre”…

Publicado: 1 enero 2010 en General

Primero de todo: FELIZ AÑO NUEVO A TODOS! Ahora, vamos a comenzar el año bien, y voy a dedicar esta entrada a algo que me encanta.

Supongo que todos, cuando íbais a clase, habéis tenido que leer las lecturas obligatorias de lengua (algunos hemos sufrido tanto castellana como catalana) para luego hacer exámenes, resúmenes o trabajos varios. Cuando iba a 3º de ESO nos hicieron leer “No vuelvas a leer Jane Eyre”, donde una chica adolescente, gordita y fea se leía una y otra vez este libro, soñando con su señor Rochester y despreciando a todo el que no apreciara los mismos valores que ella. Consigue vivir su particular historia de amor oculta a los ojos de los demás, sin besos, sin roces, pero apasionada. Es uno de los pocos libros obligatorios que me han encantado y que me lo he leído muchísimas veces después. Pero claro, mi propia lectura obligatoria era, como no, “Jane Eyre”.

Es una historia ambientada en el siglo XIX. Jane Eyre es una niña con una infancia atormentada, sin familia, que pasa ocho años en un internado. A los dieciocho, se anuncia como institutriz y es contratada para enseñar a Adèle, la pupila del señor Rochester. Desde la primera vez que Jane y el señor Rochester se ven, tienen una relación especial: nunca son amo y empleada, son algo más, son amigos, confidentes, compañeros, amantes sin que ninguno de los dos lo sepa. Se cruzan miradas, sonrisas, quieren estar juntos pero no quieren demostrarlo. El señor Rochester es un hombre en la treintena, no muy guapo ni simpático, y Jane es una niña de dieciocho, poco agraciada y pobre, y nunca podrían estar juntos.

Todos esperan que Rochester se case, y saben que lo hará con la preciosa Blanche Ingram, porque es lo que debe ser. Jane y Rochester hablan en el bosque, éste informa a la primera que debe partir ya que pronto se casará, y ella se derrumba. Él, al verla llorar, le dice que no se casará con Blanche, que a quien ama es a la chica pobre y fea que vive con él y que quiere que comparta su vida con él. El señor Rochester, Edward desde ese momento, le pide matrimonio a Jane Eyre, que duda de la veracidad de su petición, pero finalmente acepta.

Esto es sólo la primera parte del libro (y de rebote, de la película), lógicamente no acaba así ni mucho menos y se enreda todo mucho más, pero creo que la escena de la pedida es necesario que se cuente, se lea, se vea y se viva.

No suelo decir que algo me guste tanto, no soy de decir “esto es una obra maestra” y no lo diré, pero sí que puedo decir que “Jane Eyre” es uno de mis libros favoritos y es una de las dos escenas de amor más bonitas, apasionadas y que más se me quedan en la memoria de todas las que he visto o leído.

Sé que no soy tan influyente como para que os pongáis a ver una película de cuatro horas (es una miniserie, en realidad, con los capítulos juntos) o leáis un libro de cientos de páginas, y más siendo una historia de amor sin prácticamente besos ni roce, pero yo no me canso de leer esas palabras y de crear cada escenario en mi mente.

Algún día transcribiré la escena de la pedida, que creo que son unas páginas imprescindibles, o debe ser mi afán por que mi vida sea como una película romántica (qué le voy a hacer, soy así de fantasiosa), pero tenéis que leerlas.

Anuncios
comentarios
  1. La niña de sus ojos dice:

    Sin darme cuenta he llegado aquí.
    Bien, he leído ‘Jane Eyre’ y simplemente me ha dejado sin palabras. Es el libro que más me ha conmovido y con el que más lágrimas he derramado. Quizás sea absurdo, pero en el tiempo que lo estube leyendo, no pude dormir por las noches. ¡Cómo me atormentaba esta historia! ¡ansiaba tanto un final feliz! Los últimos 6 capítulos tube que leerlos sin descanso, y le doy mil gracias a Charlotte Brontë por haver creado el cuento de hadas perfecto♥

    Un beso.

  2. Natalie Blacklloyd dice:

    Jane Eyre ha sido mi libro favorito desde que lo elegí para una oratoria en cuarto año de primaria. Desde entonces, mi concepto de amor, mi autoimagen y la sensación de ser comprendida por alguien han partido de ese libro. Con todo, aún cuando he crecido y madurado, sigue siendo mi libro preferido. Es curioso que hables así de la parte de la pedida, ya que es el diálogo que se me quedó grabado desde la primera vez que lo leí. Me sorprendía el hecho de que, frente a la declaración apasionada del hombre que adora, Jane se esforzara en recalcar su calidad como persona antes que como mujer. El impacto que las frases que usa refiriéndose a sí misma ha sido muy fuerte para mí. Hoy, después de diez años, aún puedo recitar, completo y fluido, ese diálogo entre Jane y Edward, con profunda conmoción

  3. Some actually good content with this web internet site, appreciate that for share. A conservative is often a man that sits along with thinks, mostly is located. by Woodrow Wilson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s